coche eléctrico

Si te estás planteando comprar un coche nuevo, lo más seguro es que te estés preguntando cuál es la mejor opción entre un coche eléctrico o uno de gasolina. Desde aquí queremos ayudarte a contestar esta pregunta, enumerando sus diferencias y brindándote los pros y los contras de cada vehículo.

Coche eléctrico vs coche de combustión: aspectos a tener en cuenta

La movilidad eléctrica está avanzando, aunque lo está haciendo muy lentamente por diferentes motivos, de ahí que los usuarios tengan serias dudas a la hora de dar el paso definitivo.

A continuación vamos a valorar algunos puntos que creemos son importantes para que puedas comparar uno u otro vehículo atendiendo a tus necesidades:

  • Precio

Los coches eléctricos tienen un precio más elevado que los de gasolina. Ahora bien, debemos tener en cuenta el Plan de ayuda MOVES III y el ahorro en combustible que supone el motor eléctrico, algo que permitiría amortizar su precio, si bien a largo plazo.

A medio y a largo plazo los vehículos eléctricos llegarán a ser más económicos que los de combustión ya que llevan entre un 30%-40% menos de componentes.

  • Coste del combustible. 

Teniendo en cuenta lo anterior, hay que decir que el motor eléctrico es muy eficiente desde el punto de vista energético. 

De hecho, a la hora de hacer el mismo recorrido, el vehículo eléctrico gastaría menos energía y el coste por cada 100 kilómetros puede suponer hasta cinco veces más en el caso del vehículo de combustible.

  • Autonomía

Atendiendo a este aspecto ganarían los vehículos de gasolina, aunque los eléctricos no dejan de mejorar. 

El vehículo eléctrico actual es perfecto para el día a día y a la hora de hacer escapadas a destinos no demasiado apartados. 

Para los trayectos largos hay alternativas, como bajarte Apps como Place To Plug , Electromaps o hacerte con un cargador portátil, que podrás llevar siempre contigo. 

  • Puntos de recarga. 

La infraestructura en redes de carga aún es insuficiente, aunque está aumentando y a la hora de invertir conviene pensar en el futuro. Además, los wallbox en garajes privados o comunitarios resultan económicos y actualmente existen ayudas importantes que asumen gran parte del coste.

  • Reparaciones

El vehículo eléctrico posee un mantenimiento más sencillo que el coche de combustión al no necesitar ningún recambio en lo que se refiere a aceite, filtros, embrague o correas de distribución. Todo ello supone un ahorro más a tener en cuenta del que podrás beneficiarte a lo largo de la vida útil del coche.

  • Aparcamiento

En este sentido, los coches eléctricos parten de estupendas ventajas en las grandes ciudades con aparcamientos gratuitos (ORA), plazas con recarga en áreas comerciales o acceso sin restricciones en plena zona centro.

  • Impuestos

Los vehículos eléctricos cuentan con algunas ventajas fiscales que no poseen los de combustible. Por un lado, están exentos del Impuesto de matriculación y, por el otro, pueden disfrutar de grandes descuentos en el Impuesto de Circulación, que en el caso de Madrid o Barcelona llega a alcanzar el 75%.

  • Peajes

Para los VE, existen bonificaciones de hasta el 75-100% para el pago de peajes en las autovías españolas.

¿Hasta qué punto te conviene comprar un vehículo eléctrico?

Antes de tomar la decisión, debes tener claro cuáles son tus necesidades y el uso que vas a hacer de tu vehículo. Por ejemplo, si necesitas un coche principalmente para ir al trabajo y regresar a casa cada día, estás comprometido con la sostenibilidad y tienes claro que quieres ahorrar dinero por cada kilómetro efectuado, el coche eléctrico puede ser una gran alternativa.

Si decides echar números comprobarás que las recargas de batería resultan más económicas que la compra de gasolina, cuyo precio sigue en ascenso. Además, al no poseer embrague o caja de cambios resulta más cómodo si tienes que estar parado en carretera a baja velocidad por culpa del tráfico y las retenciones.

Asimismo, las aceleraciones del coche eléctrico no dejan de ser increíbles. Y es que aunque estemos hablando de una conducción eco, que se encuentra muy lejos de la deportiva, su motor tiene capacidad suficiente como para acelerar en poco tiempo y salir disparado ante el semáforo en verde.

También debes plantearte el sistema de etiquetas energéticas de la DGT, más restrictiva y bastante menos beneficiosa para los vehículos de gasolina. De hecho, los coches 100% eléctricos son los que más se están beneficiando del distintivo ambiental cero.

Esto no significa que debas olvidarte de los inconvenientes. El precio de adquisición continúa siendo caro y su autonomía es inferior al del vehículo de combustión. También hay que tener en cuenta los escasos puntos de recarga que existen en la actualidad, que no facilitan esta nueva forma de movilidad.

A pesar de todo, piensa que en distancias cortas o medias es posible sacarles mucho partido y que, además de las ayudas estatales, existen ofertas y promociones interesantes por parte de los fabricantes y concesionarios. Además, con objeto de atender una demanda que podría aumentar significativamente en los próximos años, los operadores de carga tienen previsto realizar inversiones de miles de millones de euros para abrir puntos públicos en toda España.

Dicho esto, si finalmente te decantas algo más por el vehículo eléctrico, en el post «Novedades en coches eléctricos para 2022» te ponemos al corriente de los últimos modelos, sus características y las ayudas actuales que existen para su compra en España.

Call Now Button
×